Fue en el año 2000, con la incipiente llegada de internet, cuando el e-commerce se empezó a desarrollar. A lo largo de estos años se ha ido desarrollando y adquiriendo cada vez más importancia. A día de hoy, el e-commerce es casi indispensable para los negocios, ya que les da la oportunidad de conseguir más clientes y estar disponibles para ellos las 24 horas del día.

 ¿Qué es un e-commerce?

E-commerce es el termino anglosajón que, básicamente, significa “comercio electrónico”. Por lo tanto consiste en  el intercambio de un bien, producto o servicio por dinero y teniendo como soporte internet. Además debido a la situación actual el e-commerce es ahora, más que nunca, indispensable para los pequeños y medianos comercios. 

El e-commerce ha ido cobrando cada vez más importancia en nuestra sociedad y forma ya parte de la vida diaria de la mayoría de los consumidores. Es una oportunidad para que las pequeñas y medianas empresas se puedan expandir de manera relativamente económica y rápida.

En el siguiente articulo podrás ver como los españoles aumentaran sus compras online un 40% tras el confinamientoLos hábitos de compran cambian y los negocios deben adaptarse a ellos.

e-commerce

¿Qué tipos de e-commerce existen?

Según el perfil comercial podemos observar los diferentes tipos de e-commerce que se adapten a los diferentes tipos de negocios.

Los más comunes son: 

B2B (business to business): es un tipo de e-commerce donde las transacciones comerciales se hacen entre dos empresas. Únicamente intervienen empresas. 

B2C (business to consumer): en este tipo de e-commerce la transición comercial se realiza entre una empresa y un consumidor.

C2B (consumer to business): son portales donde las empresas pujan por los productos o servicios que los consumidores publican. Son los portales de empleos freelance.

C2C (consumer to consumer): es el comercio que se produce entre consumidores o usuarios finales. En este tipo de e-commerce no intervienen empresas mayoristas y proveedores de forma directa. Son los consumidores los que ponen a la venta productos que ya no utilizan.

El ejemplo de una plataforma especializada en este tipo de comercio es Wallapop. 

Ventajas del e-commerce. 

  • Más clientes: la posibilidad de compra desde cualquier parte de mundo amplia el público objetivo y permite conseguir más clientes. 
  • Sin horarios: una de las principales ventajas del e-commerce es que no tiene horarios. La web está abierta al público las 24 horas del día. Los clientes pueden comprar lo que quieran cuando quieran. 
  • Reduce costes: al no necesitar un establecimiento físico se están reduciendo los costes. Solo tendrás que invertir en un dominio y un alojamiento web, lo que no suele tener un precio elevado.
  • Más margen de beneficio: el aumento de mercado de clientes y una reducción de costes provocan que aunque se bajen los precios, se produzca un margen mayor de beneficios que en un establecimiento tradicional.
  • Escalabilidad: se puede vender a una o mil personas al mismo tiempo. En los negocios físicos siempre hay un límite, por el contrario en el e-commerce el límite es la capacidad que se tenga de atraer a los visitantes y el tráfico que soporte nuestro alojamiento, que tiende a ser elevado.

e-commerce

La tecnología ha llegado para quedarse, ¿estás con o contra ella?

¿Necesitas ayuda?, estás a un click (pulsa aquí) de tener a todo nuestro equipo de profesionales a tu disposición para asesorarte, guiarte y aconsejarte de forma gratuita.

Recuerda, este es tu momento.

Si quieres información sobre algunas de las ayudas económicas que el gobierno de España ofrece a PYMES y autónomos actualmente, puedes consultarlo aquí.