Más conocido en el mundo empresarial como “filosofía del trabajo”, el ECR es una práctica que se utiliza entre los principales fabricantes y distribuidores desde hace muchos años. Pero debido a la situación en la que nos encontramos, la logística es más vital que nunca.

Un sistema que engloba desde el transporte de mercancías, el almacenaje y la ubicación de productos en el lineal, hasta la atención al consumidor.

La eficiencia de este proceso entre distribuidores y fabricantes,  se centra en actividades de ahorro y disminución de costes durante el reabastecimiento de productos. Esta actividad también intenta aportar el máximo valor al consumidor final para incrementar las ventas del canal.

La cadena de suministro un juego en equipo

Una dualidad muy importante y una una estrecha colaboración entre la logística y los aspectos comerciales. De esta forma:

“El ECR intenta enfocar los esfuerzos hacia la ganancia de una mayor eficiencia en los procesos del canal de distribución, mediante la realización de acciones conjuntas que permitan mejorar el servicio ofrecido al consumidor final”

La cadena de suministro, así como la logística, tiene que ser eficiente y estar bien definida. De lo contrario pueden producirse gastos de almacenaje y transporte que lastren y reduzcan los beneficios.

El consumidor, la estrella del equipo

Por otra parte, la gestión por categorías fue un avance fundamental en el ECR. Esto propone que los productos y sus categorías (“familias”) como refrescos o postres lácteos, sean gestionados con el “comportamiento del consumidor” como referencia.

Tomar al consumidor como referencia es fundamental para evitar un superávit de existencias en los stocks. Esto aumentaría los gastos de almacenaje y podría producir graves pérdidas en productos perecederos.

logística

El sistema de juego de PYMES y autónomos.

Ahora veamos como se traduce este tipo de modelo para PYMES y autónomos. En negocios de restauración y pequeños comercios.

  • Cash and carry (Pagar y llevar): Esta modalidad de venta al por mayor es muy habitual para los negocios que intentar abaratar costes. El comprador selecciona y transporta él mismo los productos. Además, los paga al contado al retirarlos del establecimiento mayorista.
  • Comercio independiente: Este comerciante individual que es propietario de una tienda.  Tienen un conocimiento bastante amplio de la clientela, pero un escaso conocimiento para negociar los precios de compra a los distribuidores

Por último, las alianzas y las colaboraciones son fundamentales en la mayoría de negocios. Por eso, el trade – marketing es un término que ha ganado mucha relevancia durante los últimos años.

“Es una alianza estratégica entre el fabricante y el distribuidor para desarrollar acciones promocionales con el fin de aumentar la demanda y por tanto los beneficios”.

Ahora ya sabes como mejorar tu logística, ¿nos ponemos con el resto?

¿Necesitas ayuda?, estás a un click (pulsa aquí) de tener a todo nuestro equipo de profesionales a tu disposición para asesorarte, guiarte y aconsejarte.

Recuerda, este es tu momento.