La comunicación corporativa vista desde fuera, tiende a aparentar basarse en venderse a uno mismo, hacerse ‘autobombo’. En este artículo descubrirás como es lícito ‘aprovecharse’ (en términos de comunicación) de una situación negativa, siempre que sea para favorecer a la sociedad y su desarrollo. Te presentamos la Responsabilidad Social Corporativa.

¿Las pequeñas empresas tienen responsabilidad social?

Desde hace ya algunos años las siglas RSE y RSC se han ido escuchando cada vez más en el mundo de la empresa. Estas son las siglas de Responsabilidad Social Empresarial y Responsabilidad Social Corporativa. Reduciéndolo mucho, es la forma de devolverle a la sociedad el valor que te han otorgado eligiéndote como su opción a la hora de realizar una compra.

Como es lógico, actualmente, no puede obtenerse un beneficio directo derivado de acciones sociales o ecológicas. De esta forma, y aunque cada vez existan más leyes y medidas que fomenten este tipo de comportamiento socialmente responsable, todavía tiene un eminente rasgo voluntario por parte de las empresas. Esta voluntariedad es la que, finalmente, premiará el consumidor a la hora de volver a elegirnos como su opción de compra.

El valor en el pequeño comercio

Dada la situación en la que nos encontramos, se está fomentando más la compra de barrio, esa que haces en las tiendas de tu zona o barrios cercanos, en comercios en los que incluso sabes el nombre del dependiente y él el tuyo. En estos casos, la responsabilidad social puede ser uno de los elementos básicos en la diferenciación de los productos y servicios del pequeño negocio. Por este motivo, es necesario empezar a contemplarla como la opción lógica, más que como la excepcional. Hablando de excepciones, aquí te dejamos nuestro último articulo en el que hablamos de la excepcionalidad de la crisis en la que nos encontramos.

Implementación de la responsabilidad social corporativa

Es cierto que este tipo de políticas son más comunes en las compañías de mayor tamaño, por ello, son muchos los pequeños negocios que no las implementan. A lo que se suman los motivos de que desconocen su existencia, así como en qué les puede beneficiar.

El pequeño comercio puede encontrar dificultades para disponer de los conocimientos necesarios para una gestión profesional de la responsabilidad social de su negocio, pero eso tiene fácil solución.

La responsabilidad social del pequeño comercio puede convertirse en la razón básica que justifique la presencia e importancia del mismo en el escenario económico actual a nivel global.

Es hora de implementar alguna acción de RSC en tu negocio

¿Necesitas ayuda?, estás a un click (pulsa aquí) de tener a todo nuestro equipo de profesionales a tu disposición para asesorarte, guiarte y aconsejarte de forma gratuita.

Recuerda, este es tu momento.

Si quieres información sobre algunas de las ayudas económicas que el gobierno de España ofrece a PYMES y autónomos actualmente, puedes consultarlo aquí.